viernes, 30 de diciembre de 2011

Wishlist (3)

Hace mucho tiempo que no hago un Wishlist y hoy me he decidido ha hacerlo, ya que me ha dado tweetlimit (no hay cosa que me fastidie más) y tengo bastantes libros que quiero leer, así que haya voy con mi wishlist.
Cállame con un beso.
El primer libro de mi wishlist es la tercera parte de canciones para paula, libro que me leí este verano. La historia me enganchó mucho, y como el segundo libro me dejó esperando más, deseo leer esta tercera y última parte de la saga. De momento antes de poder comprármelo podré conformarme con leer los 25 capítulos que están subidos a la página oficial de Canciones para Paula (pinchar para acceder) de los que me habré leído unos 10 o así y que me han dejado con ganas de más.
Los juegos del hambre (The Hunter Games).
Y aquí voy con una saga que tengo muchísimas ganas de leérmela antes de que se estrene la película, que si estoy bien informada es en abril. Es una saga de la que he leído maravillas y la verdad me gustaría leerla y comprobarlo por mi misma.
True Blood (Sangre fresca): Muerto hasta el anochecer.
Este libro que también tengo muchas ganas de leer, es la primera parte de la saga True Blood, que tiene muchos más libros y yo todavía ni he empezado a leerla. Este libro de echo, está en mi estantería, pero el tiempo no acompaña y cuando termine las lecturas que tengo entre manos probablemente lo empiece.


Bueno y aquí acaba mi Wishlist de hoy, si os habéis leído alguno de los libros y queréis dar vuestra opinión sobre ellos todo es bienvenido, yo lo leeré encantanda.

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Sueños Cumplidos Capítulo 11

Capítulo 11.- Quedada
-------------------------------------------
Me conecté después de comer para hablar un poco con Sabrina y las demás, Se abrió la página de inicio y vi a Andy conectado. Nada más verlo una avalancha de conversaciones salieron en la pantalla.
-¡Hola!- me saludaba Sabrina.- ¿Preparada para el gran día?
-¡Hola! Sabrina, tampoco es que me vaya a declarar ni nada.
-¡Lo harás!
-¡No! ¡Ni lo sueñes!
-¿Tienes miedo?
-Sí, tengo miedo de su rechazo. Así que no, no hasta que este completamente segura.
-Tú sabrás, pierdes el tiempo.
Fui ha mirar el resto de conversaciones. Algunas habían desaparecido para unirse en una sola. Saludé en la conversación general y luego miré la conversación restante. Imposible. Bueno, técnicamente era posible, estaba sucediendo.
-Hola- me habló Andy.
-Hola- saludé yo.
-¿Qué tal?- me preguntó.
¿Cómo que que tal? Estaba… Emocionada, feliz, mejor que bien. Estaba enamorada.
-Muy bien, ¿y tú?- respondí sin embargo.
-Muy bien también.
-Me alegro- le respondí.
La conversación hasta ahora estaba siendo lo más simple que puede ser una conversación, saludo, preguntas y respuestas, nada interesante. Pero, ¿qué iba ha hacer? Me moría por decirle tantas cosas…Pero ninguna de ellas quería salir de mí para que las supiera, supongo que es lo que pasa cuando no quieres decirle a alguien que te importa lo que de verdad sientes por miedo a pederle.
Se produjo una pausa en la que no paré de mirar la conversación, esperando que escribiera algo. Entonces un zumbido puso la conversación de Sabrina delante de todas.
-¿Qué haces?
-Estoy hablando con Andy.
-¡No me lo puedo creer! ¿Has empezado tú ha hablarle?
-No, ha empezado él. Pero…
Y lo envié, me había vuelto ha hablar.
-Yo también me alegro por ti. ¿Vas a venir esta tarde al cine?
-Si, tú también vas ¿no?
-Sí, también voy.
Quizá fueran los mismos motivos de antes, pero me costaba bastante entablar una conversación fluida con él, a pesar de conocerle tanto, bueno, al menos al Andy de mis sueños.
Entonces miré el reloj. Las cuatro en punto.
-¿A que hora era?
-A las cinco.
-¿Tan pronto?
-Sí, es la hora normal.
-¡Solo me queda una hora! Voy a arreglarme. Nos vemos allí. Adiós.
-Adiós.
Me despedí de Sabrina y del resto para prepararme. Me duché rápidamente y me alisé el pelo. Fui a mi habitación y miré el armario abierto. Hay veces que entre más ropa tienes más indecisa estás, esta era una de esas veces.
No quería ir muy arreglada, y tampoco muy informal. Cogí unos shorts vaqueros claritos un poco rotos, unas medias, una camiseta blanca con algunos botones y una chaqueta gris de punto con mis botas grises por la rodilla. Me vestí y me puse una diadema blanca y un pañuelo del mismo color. Me eché unas gotas de mi colonia favorita, preparé mi bolso gris y me puso mi chaqueta de cuero. Iba a salir por la puerta cuando mi madre me detuvo.
-¿Tienes una cita o algo?
-No- dije sonrojada- ¿Por qué?
-Porque no te arreglas tanto normalmente.
-No voy arreglada mamá.
-Lo que tú digas…
-Bueno ya hablaremos que llego tarde. Espero no volver muy tarde- dije cerrando la puerta a mis espaldas.
Sabrina ya me estaba esperando en el parque.
-Guau… Si que te has arreglado hoy.
-¿Enserio que voy demasiado arreglada?
-Un poco más que lo normal. Pero vas perfecta. Se le van a quedar los ojos como platos.
-¿Tú crees?
-Seguro.
Llegamos y ya estaban todos esperándonos. Andy se giró en cuanto nos escuchó llegar, y su cara era una copia exacta de lo que dijo Sabrina anteriormente.
-Te lo dije…- me susurró.
-Puede estar mirándote a ti.
-Sabes que no, no te engañes.
Llegamos y Sabrina se lanzó a abrazar y besar a John. Andy se levantó en cuanto llegué.
-Hola- me saludó.
-Hola- respondí.
-Estás…Impresionante- dijo y yo me ruboricé ante sus palabras.
-Tú también.
“Pero Lidia, ¡eres estúpida!” me decía a mi misma tras soltar aquello.
El solo sonrió ante mi comentario y nos fuimos todos, supuestamente de camino al cine, pero justo antes pararon en una tienda. Entraron algunos del grupo junto con John y salieron llenos de bolsas.
-¿Y esto?- preguntó Andy que se había quedado fuera conmigo.
-Cambio de planes, no había nada interesante en el cine, así que nos vamos de botellón.
-Yo creo que paso…- dije
-No, quédate- me pidió Andy, y yo no pude negarme.
-Está bien.
Fuimos a un descampado bastante apartado y todos empezaron a beber. Sabrina se unió a John, que era el que más bebía. Andy me trajo un vaso con un líquido que no sabía que era, lleno hasta arriba. Empecé a beber y puse una mueca al tragarlo. Quemaba la garganta pero estaba rico.
-No lo has probado nunca ¿no?- dijo Andy riéndose.
-No, pero está rico.
Me lo beí entero, pero no quería pillarme una borrachera así que no bebí más. Andy y yo estuvimos hablando un tiempo, conociéndonos, aunque no lo necesitara, al menos yo.
-Bueno, ¿qué es lo que te preocupaba el otro día?
-Tienes buena memoria.
-Sí- comentó riéndose.
-Bueno pues… Es bastante difícil de explicar y de entender pero… Intentaré explicártelo para que lo entiendas.
-¿Me estás llamando retrasado mental?
-¡No!- dije riéndome.
-Bueno, explícalo para que pueda “entenderlo”.
-¿Nunca has sentido algo por alguien que no se acuerda de ti?… Bueno, que no sabe ni que existes.
-Sí.
-¿Enserio? No parece que pases muy desapercibido.
-Tú tampoco. ¿Pero esto era tan difícil de entender?
-Lo has entendido porque te lo he explicado muy bien.
-Claro…
Y nos miramos, fue solo un instante, pero el suficiente como para que nuestras miradas conectaran y me sumergiera en sus ojos de un azul intenso, algo que mis sueños no hubieran podido mostrar. Pero en ese momento llegó John, en el momento preciso, como el despertar de un sueño maravilloso.
-¿Pero que te crees que estás haciendo con mi novia?- le preguntó a Andy.
-¿Yo? ¿Tu novia?- le pregunté asombrada.
-John, tu novia está allí.- dijo señalando a Sabrina que estaba bailando como si no hubiera mañana- Creo que deberías irte a casa.
-No, lo hemos dejado. Y tú vas a ser mía.
-Ni en sueños.- Se iba ha acercar a mi pero Andy le apartó, no sin antes recibir un puñetazo. Entre Blake y Jake se llevaron a John y yo me levanté a ayudar a Andy.
-¿Estás bien?- le pregunté.
-Sí, tranquila no es nada.
-Sí que es algo, vamos a buscar hielo.
Cogí mi bolso del suelo y nos fuimos a un bar en el que nos dieron unos hielos y papel. Nos sentamos en un banco y yo le puse los hielos en el ojo.
-¿Mejor?
-Mucho mejor.-Contestó mirándome otra vez a los ojos.- Bueno, es tarde vamos, te acompaño a casa.
-No hace falta que te tomes tantas molestias…
Pero fue inútil pues me acompañó igualmente.
-Bueno, gracias por todo, no tenías que haberte tomado tantas molestias- volví a repetir.
-No hay de qué.
Nos dimos dos besos, como amigos… Me dolía solo de pensarlo, llegué a mi casa y me fui a dormir. Algo tenía seguro, cada día estaba más enamorada de él y no lo podía evitar.
PD: Holaa a los pocos que queden leyendo esta historia, hoy día de los santos inocentes y sin ser una inocentada, subo capítulo después de casi 2 meses. Que lo de siempre, siento mucho tardar tanto en subir, de verdad que lo siento pero las ganas no me ayudan a copiar al ordenador, pero os prometo que yo esta historia aunque sea 2 años más tarde la acabo, pienso acabarla porque está terminada, solo queda subirla al blog. Si tengo algún seguidor que no se haya manifestado, que lo haga y me deje un comentario, si no está registrado a blogger no pasa nada, se puede comentar igual y hacéis a una escritora feliz con vuestros comentarios, que ya sabéis que si a mi me leen mas de dos personas soy feliz. Probablemente este sea el último capítulo del año, pero a lo mejor os lleváis una sorpresa y me pongo ha hacer entradas. Bueno que me extiendo mucho, dejar comentarios si lo leeis porfiss :D




martes, 29 de noviembre de 2011

Historias que debeis de leer.

¡Hola bloggeros!
Bueno, después de un tiempo, sin capitulo sin subir ni nada, vengo aquí a recomendaros dos historias, de dos blogs, que os recomiendo/ obligo porque si no una bandada de fans locas irán a por vosotros, que os las leáis  entréis y dejéis vuestro pequeño comentario.
La primera recomendación que os tenéis que leer que no os va a llevar mucho tiempo, ya que solo lleva el prólogo (y son a lo mucho 2 minutos de vuestra vida) es leeros la historia de Paulita que acaba de comenzar en otro blog, así que a leerla y apoyarla para que siga escribiendo, que yo luego me sé lo que pasa, y el blog es este: http://lookafteryou-paula.blogspot.com/
Y la segunda, pero no por eso menos importante, ya que estoy, que leais la historia de mi sister Miriam Harry, que a dejado de escribir porque no la leen (yo si) así que a levantarla el ánimo y a leer ¿ok? que tampoco es mucho tiempo de vuestra vida y hacéis feliz a alguien, y queda dicho lo que dije anteriormente para esta, pasaros: http://miriam-escritoraa.blogspot.com/
Bueno esto es todo por hoy, la próxima más y mejor :D

miércoles, 16 de noviembre de 2011

¡Premios a mi blog!

¡Hola bloggeros!
Bueno, se que hace un poquito bastante que no hago una entrada, pero tengo un poco de lio. Hace unos dos días creo, ¡ví que le habían dado dos premios a mi blog! Los primeros de mi año aqui, y pues me hizo mucha ilusión, así que aqui os lo dejo:
Este premio me lo dio Camille,a la que se lo agradezco muchísimo.
Reglas:
1)Anunciar el premio en la entrada.
2)Nominar a 10 blogs y enlazarlos.
3)Avisar a los ganadores.
Este es el segundo premio, también otorgado por Camille.
Reglas:
Mencionar 7 cosas que te gustan:
1.-Escuchar música, sobretodo en inglés
2.-Leer
3.-Escribir
4.-Twitter
5.-Ver películas
6.-Dibujar
7.-Editar fotos.
Bueno, ahora es el turno de que entregue estos dos premios a 10 blogs, aquí van:
1- Al blog de mi Sister Fruto de mi imaginación  que acabo de ver una entrada suya que no me ha gustado NADA, y que gente que lea esto... EMPECÉIS A SEGUIRLA Y A LEERLA! Porque deprime que la gente no te lea y ella ya se a deprimido.
2.- Al blog Mi sueño en papel que fue el primer blog que conocí, y que para mi será de los mejores, tanto el blog como las historias que escribe, que ultimamente no tengo time ni para leer cosas, pero en cuanto pueda vuelvo a pasarme a leer.
3.- Al blog Libros por leer ¿quién no conoce este blog? Yo creo que casi todo el mundo, y si alguien no lo conoce pues que se pase, porque es increible, de los mejores blogs literarios que he visto.
4.- Al blog Fly like a butterfly otro blog genial, que os recomiendo de veras, porque si no os pasais os arrepentiréis.
5.- Al blog Aquellas pequeñas cosas  porque es también increíble, y se merece este premio.
6.- Al blog de Paulita, Sharabbey Road , blog que os obligo a leer, o una manada de fans histéricas irán a por vosotros, ahí lo dejo.
7.- Al blog McFly means everything que se que no es un blog literario, pero es el mejor blog que he encontrado sobre mis ídolos, y si queréis saber un poquito más de ellos entrar ahí.
8.- Al blog Soñadores de libros otro de los grandes blogs de literatura que no puede faltar en la lista de blogs de un apasionado de la lectura.
9.- Al blog Libros de ensueño que también es un blog fantástico que os recomiendo seguir.
10.- Por último, pero no por eso menos importante, al blog Libros con alma tamibén imprescindible para cualquier bloggero.
Bueno, pues después de este graaan rollo que os he soltado, que he tardado mi rato en escribirlo (las 26 publicaciones de tumblr lo demuestran) me despido hasta otra entrada :D

lunes, 24 de octubre de 2011

Sueños Cumplidos Capítulo 10

Capítulo 10.- Planes

Terminamos de comer y nos fuimos a dar una vuelta. Luego cada una nos fuimos a nuestra casa. Encendí el ordenador y me conecté. Alguien me había agregado: “Hola, soy Andy”. Me quedé con la boca abierta, totalmente sorprendida. Acepté sin dudarlo y abrí la conversación con Sabrina.
-¡Hola! ¡Cuánto tiempo!- me dijo.
-¡Hola! Sí, mucho… ¡Andy me ha agregado!
-¿Qué? Jajaja, al final voy a llevar razón.
-Tú estás loca.
-Si claro… Bueno, mañana nos vamos a ir al cine todos, ¿te vienes?
-No se…
-Tú verás, y cuando digo todos me refiero a todos. Vamos, que Andy también.
-Lo que no me hace gracia es que vaya el resto.
-Claro, si vais solos mejor que mejor ¿no?
-No, se que no siente lo mismo.
-Pero que tonta…
-Lo que tú quieras…
-Bueno, ¿al final que vamos ha hacer en carnaval?
-No se, ¿no habías pensado tú algo ya?
-Bueno, si, disfrazarnos de Grease, ¿qué te parece?
-Bien, vamos a tener que ir comprando las cosas.
-Sí. Bueno, tú piénsate lo del cine de mañana.
-Lo haré.
Me costaba creer la teoría de Sabrina sobre Andy, cada vez que le daba vueltas me parecía más imposible, y también imposible de lograr. No sabía si ir o no ir mañana al cine, por un lado estaría él, y por otro John, con el que no me apetecía ni cruzarme. Pero John estaría con Sabrina…
-lidia, no le des más vueltas, tienes que actuar.- dijo interrumpiendo mis pensamientos, como si me los hubiera leído.
-Vale, voy.
-Perfecto :D, ¿pero vas por lo que te he dicho ahora?
-No.
-Bueno, pienso que al menos he servido de ayuda.
-De mucha.
Terminé de hablar con Sabrina, cené, by un rato la tele y me fui a dormir.
Me desperté con los primeros rayos del sol en la cara. Había vuelto a soñar con mi beso con Andy, pero no fue uno, si no muchos, y todos eran distintos. Diferentes formas de soñar mi primer beso que todavía no había ocurrido.
--------------------------
-¿Te pasa algo? Últimamente te noto raro.- me preguntó Liam
-¿A mi? Nada- mentí.
-venga Andy que nos conocemos…
-Bueno sí, pero no es preocupante.
-es por una chica ¿verdad? Estás muy pensativo.
-Sí, para que engañarte.
-¿Fue por eso por lo que te cambiaste de instituto?
-No tendría porque haberlo echo, pero me pillaba más cerca y…
-¿Y?
-¿Te acuerdas de lo que te dije de los sueños?
-Sí, que no se cumplen ¿no?
-Exacto. Pues bueno, soñé con ella, y como siempre pues no sucedía. Pero los sueños cada vez eran más frecuentes, y cada vez más raro. Cuando nos mudamos, aunque papá me dijo que me llevaría en coche, decidí cambiarme de instituto.
-Porque creías que allí estaba ella.
-Creía no, ella estaba allí. Es lo más increíble de todo. Pero lo nuestro no puede ser.
-¿Así que llevas todo este tiempo soñando que tenías novia y no me lo has contado antes?
-No, pero porque no es real, no sucederá.
-¿Por qué? ¿Por qué un sueño te lo ha dicho?
-Pues si.
-Y estás enamorado de ella, ¿verdad?
-Sí, y… Bueno, intento olvidarla, pero no puedo.
-¿Vas a dejar que un simple sueño te arrebate a la chica que quieres? Si vas a dejar que eso pase es que eres un completo imbécil Andy.
-Pues lo seré, porque ¿qué otra cosa voy ha hacer?
-Ir a por ella, tus sueños se han cumplido una vez, ¿por qué no hacer que se cumplan el resto?
-Porque no se como hacerlo.
-Volviendo a empezar, enamorándola como la primera vez.
-Ni siquiera sé como lo hizo el yo de mis sueños.
-Ser tú mismo. ¿Te voy a tener que enseñar yo?
-Por algo eres el mayor…
-Siempre con esa escusa… Solo te saco dos años hermanito.
-Son suficientes.
La verdad es que tenía una muy buena relación con mi hermana, a veces discutíamos, como todos, peor nos contábamos todo. Por eso le contaba esto que me pasaba, sabía que él me ayudaría.
-Venga enciende el ordenador.
-¿Para qué?
-¿No tienes su correo?
-Bueno… si
-Pues ala, a hablar con ella, ya sabes. Invítala a salir o algo, no tenéis porque estar solos, solo sería para que os vayáis conociendo. Luego la cosa surgirá sola.
-Gracias.- dije abrazándole.
-No hay de qué. Todo tuyo.- me dijo mientras salía de la habitación.
Conecté el Messenger, me había aceptado. Ahí estaba ella, conectada, así que, siguiendo los consejos de mi hermano, me lancé a hablarla.
PD: Como veis os he subido el capítulo antes de lo previsto. La razón es que parece que el manifestaros a surgido efecto y e visto la cifra de 3 comentarios, y como para mi eso es muchísimo, como recompensa por vuestras palabras (que no fueron comentarios cortitos y lo agradezco) os lo subo para que no os quedaseis con la duda, aunque tampoco es que lo haya dejado muy bien que digamos. Es un capítulo corto y no es gran cosa, pero tenía que meter a ese personaje que veis ahí, que no se si os sonará de algo (cosa rara teniendo en cuenta que subo cada muy poco) pero si no os suena no os preocupéis porque más adelante lo entenderéis todo. Y bueno, después de todo esto, gracias por comentar, y seguir haciéndolo que yo sigo sin cobrar.

jueves, 20 de octubre de 2011

Sueños Cumplidos Capítulo 9

Capítulo 9.- Cambio de humor

Sonó el despertador. Por fin viernes. Esa noche no soñé nada de nada, muy raro. Me preparé como cada mañana y fui directa al parque donde Sabrina ya me estaba esperando.
-Hola- saludó
-Hola- saludé yo.
-¿Te has aclarado?
-No, es imposible.
-Pues para mi es muy fácil.
-Claro, tú que no tienes el problema.
-Haber Lidia, la respuesta a todo es más fácil que ponerte a escuchar McFly esperando la inspiración divina.
-Fácil para ti.
-Haber, yo que lo veo desde fuera, la forma en que le miras, lo confusa que estás… Y ambas sabemos que lo conoces.
-Pero…Él no se acuerda de nada de lo que hemos vivido, si, es imposible porque ni siquiera ha sucedido.
-Las cosas no son imposibles Lidia, solo complicadas.
No presté atención a las clases de hoy, estaba ausente, pensando lo que me había dicho Sabrina. Hoy en el recreo, Johan se nos acercó.
-Oye preciosa, ¿por qué no te vienes hoy con nosotros en el recreo? Me tienes abandonado- Sabrina me miró, estaba deseando ir, se la notaba. John prosiguió.- Se puede venir tu amiga si quieres.
-No gracias- le respondí de mala gana.
-Venga Lidia ven…- Y me guiñó un ojo.
Todo el grupo de John se había apiñado en unos bancos que había a la salida de la cafetería. Sabrina se fue con John a uno de los bancos dónde había más gente y yo me aparté a escuchar música con el móvil en un banco solo que había al lado. Lo volví a poner para que sonora la canción siguiente a dónde me había quedado. Y mírame era el título de la canción. “¿Por qué tú no me miras?” me preguntaba mientras las escuchaba. En ese momento recibí un mensaje: “Te está mirando” Era de Sabrina, había veces que no sabía si me leía la mente o algo. Miré de reojo, era cierto, no me lo podía creer. ¿Por qué me sentía tan feliz? Y la respuesta sonó en ese momento “cuando aún te quería…” Sí, le quería. Y sonreí para mis adentros. De pronto sentí como alguien se sentaba a mi lado en el banco. No me podía creer lo que estaba viendo, era Andy. Apresuradamente me quité un casco para poder escucharle.
-Hola- me saludó.
-Hola- le respondí.
-Tú debes de ser Lidia ¿no?
-Sí. Y tú Andy ¿no?
-Sí, ¿sabes? Eres la primera persona que no me dice “el nuevo”
Yo me reí, quizá eso era porque ya no era nuevo para mí.
-Tú a mi tampoco me has dicho el típico “la amiga de Sabrina”
-Porque creo que cada persona tiene un nombre, no tienen que ser conocidos por quien conozcan o de quienes son novios.
-Sí, pero el mundo es difícil, eso no va a dejar de existir.
-Bueno, ya estamos tú y yo para cambiarlo.
-Sí- dije sonriendo.
-¿Qué escuchabas?- me preguntó.
Yo le tendí el casco que me había quitado y el lo agarró. El roce de sus dedos en mi mano había provocado una corriente eléctrica que me recorrió todo el brazo. Cambié la canción y puse la que había estado escuchando hace unos momentos.
-Me encanta esta canción, ¿no te sientes identificada?
-Mucho.
Nuestros rostros estaban muy juntos a causa del casco, me costaba creer que esto estuviera pasando realmente.
-¿Por qué te has sentado aquí tan apartada de todos?
-En realidad es solo de John.
-¿Qué te pasa con él?
-Me cae fatal. Pero bueno, es tu amigo.
-No es mi amigo, simplemente alguien con el que hablar. De todos modos algo te ha tenido que hacer para que te caiga mal.
-Algún día te lo explicaré- contesté sonriendo.
-¿También me explicarás por qué estas pensativa?
-También, te lo juro.
Y ambos sonreímos.
-Oye, ¿tienes msn?- me preguntó.
-Sí, ¿y tú?
-También- sacó su móvil del bolsillo y me lo tendió.- Apúntame tu móvil y tu msn.
Saqué yo el mío y también se lo tendí, ambos nos intercambiamos los teléfonos y msn y cuando acabamos nos dimos cada uno nuestro teléfono.
-Andy tío, vámonos a clase- dijo John mientras se lo llevaba arrastras.
Y Sabrina apareció a mi lado de repente.
-¿Qué tal?
-Bien.
-¿Solo bien?
-¡Genial!- dije emocionada.
-De nada e.e
-¿Fuiste tú la que le dijo que viniera?
-Estaba mirándote fijamente cuando le dije “eh Andy, se te cae la baba, ve allí en vez de mirarla todo el rato” me miró, le sonreí y fue hacia ti. ¿Y al final te aclaraste?
-Sí, me gusta.
-¡Lo sabía, lo sabía, lo sabía!
-¿Qué cambia eso?
-Pues que se que el siente lo mismo.
-No, ese si que no es posible, no me conoce de nada.
-Ya se verá si no es posible…
Sonó el timbre y todos subimos a clase. Seguí sin estar atenta el resto de las clases, pero el motivo era distinto.
Nos fuimos hacia la hamburguesería todas. Algún que otro viernes nos íbamos a pasar una tarde de chicas juntas.
-¿Y ese cambio de humor tan repentino?- preguntó Brenda.
-¡Ni que fueras bipolar!- dijo Sandra.
-¡Eso Brenda!- dije yo.
-Gracias…- dijo irónicamente.
-No hay de qué- contesté con una sonrisa.
-Pero si hasta está haciendo bromas… ¿Quién eres y que has hecho con Lidia?- dijo Sandra agitándome.
-Para, para- dije ya entre risas.
Llegamos y pedimos. En cuestión de minutos las hamburguesas estaban listas y nosotras empezamos a comer.
-¿Entonces nos lo vas a contar?- me volvió a preguntar Brenda.
-No hay nada que contar- mentí.
-Ya claro… ¿Es eso verdad Sabrina?
-¿Para qué esté feliz la tiene que pasar algo?
-Sí- dijeron todas a la vez.
-Me halaga que penséis eso de mi.
-No lo pensamos, es que es verdad- dijo Brenda.
-Seguir pensando lo que queráis…- respondí mientras todas se reían.
PD: Después de mucho tiempo os lo subo, y de verdad siento muchísimo tardar tanto teniendo la historia casi acabada, pero esto de pasar los capítulos al ordenador no es lo mio... Bueno que espero que os guste, y por favor, lectores de esta historia, ¡MANIFESTAROS! Que de momento no cobro por los comentarios e.e

miércoles, 5 de octubre de 2011

Sin Salida (Abduction)

Trailer:
Título: Abduction (este es el título original que como veis, no tiene nada que ver con la traducción en Español)
Género: Thriller
Año: 2011
País: Estados Unidos
Reparto: Taylor Lautner, Lily Collins, Alfred Molina, Jason Isaacs, Maria Bello, Sigourney Weaver, Michael Nyqvist, Antonique Smith, Denzel Whitaker.
Director: John Singleton
Duración: 106 min.
Calificación: +12 años
Sinopsis: Desde que tiene uso de razón, Nathan Harper (Taylor Lautner) ha tenido la incómoda sensación de estar viviendo la vida de otra persona. Cuando se topa con una imagen de sí mismo de pequeño en una 'web' de personas desaparecidas, los peores temores de Nathan se hacen súbitamente realidad: se da cuenta de que sus padres no son los de verdad y que está viviendo una completa mentira, inventada con el máximo cuidado para ocultar algo más misterioso y peligroso de lo que jamás podría haber imaginado.

Justo cuando empieza a juntar las piezas que le permitirán descubrir su verdadera identidad, Nathan sufre el ataque de un equipo de asesinos profesionales, lo que le obliga a huir, acompañado de la única persona en quien considera que puede confiar, su vecina Karen (Lily Collins).
Cada segundo cuenta mientras Nathan y Karen tratan de huir corriendo para eludir a todo un ejército de asesinos y agentes federales. Pero, al ver cómo sus adversarios van estrechando poco a poco el cerco, Nathan se da cuenta de que la única oportunidad que tiene de sobrevivir - y de resolver el misterio sobre su escurridizo padre biológico - es dejar de correr, afrontar la situación y arreglárselas por sí mismo.
Opinión Personal: 
Después de esta sinopsis tan larga sobre la peli que he encontrado poco me queda que decir de ella. Bueno, lo primero, hago esta "crítica" (por llamarlo de alguna forma) de la película antes de que se estrene porque fui a la premier, y bueno, por suerte llegué a entrar a verla. Digo por suerte porque no tenía entrada, y pidieron que pasaran veinte personas y claro, pasamos. Así que imaginaros lo que fue para mi tener un autógrafo, verlo de cerca y luego pasar a ver la peli...Pero el resto de vosotros tendreis que esperar a verla  el dia 14 de octubre, pero mientras tanto, yo os comento que me a parecido sin spoilers, para que la espera se os haga menos larga.
Recomiendo esta peli a todo el mundo, porque a mi, personalmente me encantó, también es verdad que yo soy fan de Taylor Lautner, pero la peli es genial, y la verdad quedé completamente sorprendida. Es una película de acción, suspense y también podría decirse que drama, vamos, que lo tiene todo. Nada más empezar quedé sorprendida con la banda sonora, porque la adoro, la música es ideal para cada momento.
A los fans de las películas de acción, sé que no os defraudará, a no ser que le tengáis manía a Taylor (si, conozco un caso). A las fans de Taylor Lautner, le veréis en un papel muy distinto a la saga crepúsculo, algo mucho más normal, pero que lo hace incluso mejor que en la saga.
No creo que me quede mucho más que decir sobre la película, porque la verdad a mi me impresionó bastante ( y eso que ya estaba impresionada por estar en la sala en ese momento), así que recomiendo a todo el mundo que vaya a verla para pasar un buen rato, y que los que ya teniais planeado ir a verla, os va a encantar.

Valoración:


¡Vuelvo a publicar!

¡Hola bloggeros!
Bueno, pues eso, que tras dos meses vuelvo a publicar. Normalmente no tardo tanto en publicar, pero coincidió con las vacaciones, las pocas ganas que tenia de hacer entradas y esas cosas, pero bueno, que volveré a subir capítulos de mi historia (esto para las 2 personas que la lean, que os lo agradezco). También haré reseñas, que tengo bastantes que hacer por cierto. Y bueno, que volveré ha hacer todo lo que suelo hacer en el blog e intentaré subir con más frecuencia para compensar, porque me da penita que en el mes de septiembre no va a haber ninguna entrada.
Más cosas que os digo aunque no me leáis... Que tengo twitter, y no es el típico twitter que lo tienes por tener y entras una vez cada año, NO, yo entro TODOS los días, y comento siempre, aviso antes de hacer una entrada, después, en fin que digo de todo y más ahí. Así que si tenéis twitter y esas cosas seguirme, que a la derecha tengo una cosita que le das y te direcciona!
Y bueno, a parte de eso (aunque ahora voy a subir otra entrada), quería deciros que tengo otro blog con mi fic de McFly, que ya lo puse por ahí antes. Podéis leerlo si queréis, a las McFlyers os gustará, a los que odiáis a McFly pues ni lo leáis, y a los que ni los conocéis lo podéis leer, porque ante todo es una historia que no hace falta que conozcas mucho a los personajes vamos.
Y bueno tras esta entrada, en la que creo que no me dejo nada, daros las gracias a las.. 6 personas que me leéis (así diciendo cifras altas) porque me hacéis feliz cuando veo visitas, nuevos seguidores, y comentarios, así que ya sabéis, si yo veo muchos comentarios (ya sabéis, mas de 1 y de 2) pues subo más :D
Un saludo.

martes, 9 de agosto de 2011

Sueños Cumplidos Capítulo 8

Capítulo 8.- Admitiendo la realidad.

-Chicos, os presento a vuestro nuevo compañero, Andy.
-Hola.- saludó él.
Yo me quedé completamente embobada. Era real, muy real, mejor que mis sueños. Sabrina me pasó su mano enfrente de mi cara.
-¡Lidia!
-Lo siento.
La clase transcurrió tranquila, en mi primer sueño había logrado hablar con él desde el primer momento, peor la realidad era distinta. Sonó el timbre, y él fue el primero en salir de la clase, luego fuimos Sabrina y yo.
-¿Era él?- preguntó.
-¿De que me hablas?- dije intentando disimular.
-Lo sabes perfectamente. El nuevo, ¿es él?
-Sí.
-Eso explica el embobamiento de esta mañana. Pero tengo que admitir que es guapo.- y yo sin saber muy bien por qué la dí un manotazo.- Eso significa que te gusta.
-No, además no le conozco.
-No me vengas con esas, sí que le conoces. Además conozco esa mirada.
-No, no me gusta.
-¿Y el manotazo?
-Pues… Que no deberías decir eso, tú ya tienes novio.
-Ya claro…
-Pues es verdad.
-¿Sí? ¿Desde cuando te preocupas por John?
Y ante eso no pude responder. No, no sentía nada por él, era un completo desconocido. Pero sin embargo no podía parar de mirarle. Pasaron las horas y seguía sin verle. Iba a la cafetería con Sabrina cuando le ví sentado junto a John.
-No puede ser.- mascullé.
No, no, esto no estaba pasando. No podía convertirse en otro de los secuaces de John, ya no sería Andy.
-¿Qué no…?- pero no terminó la frase, encontró la respuesta.- Pero mira que tenemos ahí…Voy a saludar a John
-No Sabrina no.
-¿Pero no se suponía que no te gustaba?
Pero no pude decir nada más, se acercó a la mesa de John y ambos se dieron un largo y apasionado beso ante la mirada de todos.
Llevaban ya saliendo casi un mes, de las relacionas más estables de John, y la primera de Sabrina. No quería que la hicieran daño, pero sabía que al final lo haría. Nadie quiere que a su mejor amiga la hagan daño, pero si ella tropezaba, no sería porque no la avisé.
-Preciosa, te presento a la nueva incorporación al grupo, Andy.
-Hola.- saludó él.
-Bueno ella es Sabrina, mi novia.
-Hola.- saludó Sabrina.- Bueno, me tengo que ir, Lidia me está esperando.
-¿Quién es Lidia?- preguntó Andy.
-Mi amiga, ya te la presentaré algún día. Hasta luego.
Y Sabrina vino caminando hacia mi con una sonrisa.
-¿Pero estás loca?- la dije mientras salíamos a la calle.
-Se supone que no te gustaba.
-Bueno… Un poco.- admití finalmente.
-¡Lo sabía!
-¿Y todo esto a sido solo para decir eso?
-No, el primer paso es que lo admitieras.
-Es que no sirve de nada que me haga ilusiones. Es un Andy completamente distinto al de mis sueños.
-Eso aún no lo sabes.
-¡El Andy de mis sueños no se va con John!
-¿Acaso importa? Lo único que consigues tú si se va con John es ponértelo fácil.
Y en ese momento sonó el timbre que indicaba el fin del recreo.
-Bueno, a clase.
-Sí, tú intenta escaquearte…
Tampoco le vi el resto de clases del día, podía haber estado allí conmigo y yo sin darme cuenta. Intentaba aclararme, justo ese día, el día en que había soñado nuestro primer beso, aparece. Solo tenía una certeza, y es que al final se acabó cumpliendo, quizás no como esperaba, peor a lo mejor no todo sucedía exactamente igual.
Por la tarde, después de comer puse como siempre el ordenador y me puse ha hablar con las chicas. Hicimos una conversación múltiple entre Sandra, Stella, Brenda, Sabrina y yo.
-¡Hola!- saludamos cada una de una forma distinta.
-¿Habéis visto al nuevo?- preguntó Stella.
-¡Sí! ¿Soy la única a la que le parece que está buenísimo?- preguntó Brenda.
Eso me molestó. No todo era el físico, Andy era una persona maravillosa, y esperaba que lo fuera tanto dentro como fuera de mis sueños. No solo era por ese simple hecho, si no también por lo que había comenzado a sentir por él.
-No te lo parece, es que lo está.- dijo Sandra.
-Yo no opino.- dijo Sabrina.- Tengo novio y él si que está buenísimo.
-¿Y tú tampoco opinas Lidia?- me preguntó Brenda.
Yo me callé, y Sabrina abrió una ventana a parte en la que solo estaba ella.
-No te lo tomes a mal tía.- me dijo Sabrina.
-No me lo he tomado a mal.
-Sabes mejor que yo que no es así.
-¿Y qué quieres que haga?
-Nada, estás celosa.
-¿Yo? ¿Celosa?
-Sí, tú, celosa.
-Claro, lo que tú digas…
-¡Por supuesto!
-Bueno yo me voy ha hacer otra cosa, ya me aburro.
-Al menos responde a las otras.
-Vale…
Me fui a la otra conversación, se había formado un auténtico revuelo de comentarios gracias a mi no respuesta.
-¿Lidia?- preguntó Brenda. Ese fue el último comentario.
-Estoy aquí.- respondí.
-Y bueno… ¿opinas?
-No.
-Uuu tienes novio ¿eh?
-No, es que no se como podéis juzgarlo solo por su físico.
-Es solo una apreciación.
-Aún así, cuando lo conozcáis, juzgar. Me voy, mañana nos vemos.
-¿Y a esta que bicho la ha picado?- leí antes de quitar la conversación.
Conecté mi iPod y me puse a escuchar McFly. Cuando estaba triste me animaba, y cuando estaba confusa me hacía pensar. Pero hoy no conseguía nada, hoy era especial. Así que después de mucho tiempo intentando aclararme me fui a dormir, esperando que la almohada me aclarase las ideas.

viernes, 5 de agosto de 2011

McFly 8 años

¡Hola Bloggeros!
Esta entrada es más dedicada a las mcflyers, pero me hacía ilusión ponerla en este blog, porque para mi es algo muy importante y creo que debe de estar en todos los sitios posible. Como muchos debéis de saber (aquellos que me conozcan por twitter o tuenti seguro) soy fan de McFly, y hoy, este grupo de cuatro chicos, cuatro magnificas personas y músicos, cumplen ocho años desde que decidieron llevar a cabo su sueño, y tanto para mi como para el resto de mcflyers es algo muy importante. No es plan de que me ponga a copiar la entrada también aquí, así que, os dejo el link donde hice la entrada, que es el blog donde subo mi fan-fic sobre ellos (para los que os queráis pasar). Tanto si los conocéis y sois fans, como si no los conocéis y queréis leerlo, y escuchar los vídeos os invito a que os paséis. Así que sin más dilación os dejo el link, esperando que os paséis, y yo estaré muy feliz si lo hacéis :)

martes, 26 de julio de 2011

Sueños Cumplidos Capítulo 7

Capítulo 7.- Sinceridad.

Me desperté con el sonido del móvil, Shine a Light sonaba por toda la habitación. Me estaban llamando. Lo cogí medio adormilada.
-¿Diga?
-Lidia, que me voy a tener que quedar un tiempo más por aquí, la han ingresado. He llamado a Sabrina para ver si te puedes quedar en su casa.
-Vale mamá. ¿Qué tal está? ¿Y qué la pasó?
-Un accidente de coche, se chocó con orto…
-Seguro que va a salir de esta, ya verás.
-Eso espero. Te llamaré.
-Adiós mamá.
-Adiós.
Miré el reloj nada más colgar, me había levantado media hora más tarde. Subía  toda pastilla a mi habitación a cambiarme, prepararme y hacer la cartera. En el tiempo record de quince minutos estaba saliendo por la puerta con una manzana de la mano. No la había cogido por hambre, solo por la costumbre. Mi madre antes de salir siempre me decía que comiera algo. A pesar de mi rapidez llegué cinco minutos tard.
-Hola.
-Hola. ¿Que te ha pasado?
-Me quedé dormida en el sofá.
-Y has vuelto a soñar con el nuevo.
Antes esas palabras empecé a recordar. Era tan raro… Había vuelto a soñar con él, peor no con  que venia, era como si ya hubiera ocurrido y le conociera. Hoy supuestamente nos íbamos todos al cine, incluido John. Nos habíamos quedado hablando un rato, y fue una extraña sensación. No me había dado cuenta de lo guapo que era hasta esa noche, era mucho más de lo que había visto ese primer día. Hubo un  momento en el que me quedé embobada mirando sus increíbles ojos azules, perdiéndome en ese mar de serenidad. Como me había quedado ahora al recordarlo.
-Lidia.- dijo Sabrina sacudiendo la mano enérgicamente delante de mi cara.
-Lo siento.- logré articular.
-¿Eso es un sí?- asentí- ¡Cuéntamelo todo!
-Pues bueno, lo más normal del mundo hubiera sido que soñara el mismo sueño que el otro día. Pero en lugar de eso, he soñado que nos íbamos al cine.
-¿A solas?- Dijo poniendo cara de asombro.
-No tonta, íbamos todos, hasta tú con John, luego nos quedamos hablando y ya.
-Si eso es todo entonces tiene que ser muy guapo para que te quedases embobada al recordarlo.
-Bueno al menos para mi.
-¿Cómo se llama?
-Andy.
-Lidia se ha enamorado…- empezó a canturrear.
-¡No seas tonta! No estoy enamorada de él, ni siquiera le conozco. No es real.
-Si dices que se cumplen se cumplirán, ya verás.
Y por una vez esperaba que esas palabras de Sabrina fueran ciertas. Peor el día transcurrió, y ni rastro del sueño. Sabrina me tomó la palabra y fue con John al cine, pero no fue nadie más. Me quedé en casa de Sabrina una semana hasta que mi ria salió del hospital, pero en esa semana, no ocurrió nada. Los días transcurrían, y yo seguía soñando con él, cada noche algo distinto. Parecía que solo se quedaría en sueños, que solo le conocería así. Empezamos a conocernos mejor, a quedar… Pero solo eran sueños, y en eso parecía que se iba a quedar.
Uno de estos sueños, fue uno de los que más hubiera deseado que se cumpliera. Habían pasado varias semanas desde que nos conocimos, me conocía tan bien como si hubiera pasado toda la vida con él. Estábamos en el Starbucks, y Andy fue a pedir.
-Un frappuccino de chocolate y un exclusivo chocolate caliente medianos.
-¿A nombre de?
-Andy y Lidia.- saqué mi monedero para pagar, pero puso su mano sobre la que sostenía el monedero.- Guárdalo, ya he pagado yo.
-No tenías porque hacerlo.
-Pero quería.
No tuve más remedio que guardarlo. En aquel momento en el que nuestras manos se rozaron, fue como si una corriente eléctrica pasara de su mano a la mía.
-¿Y como has sabido que quería?- pregunté cambiando de tema.
-Porque te conozco, lo sabía igual que se que te echarás más chocolate encima. Igual que se me tu color favorito, tu grupo favorito, lo que te gusta, lo que odias. ¿Y tú que sabes de mí?
-Que adoras tomar cosas frías en invierno, que no has ido a una heladería por mí. La música que te gusta, aquello que no soportas, todo. A pesar del poco tiempo que te conozco, parece que te conociera desde hace más tiempo.
-Eso es porque te has fijado demasiado en mí…- dijo acerándose, y yo me ruboricé.
-Quizá te hayas fijado tú en mí, si no no sabrías eso.
-Sí lo sabría, eres muy predecible.
-¿A sí?
-Sí, ahora te pondrás el pelo detrás de la oreja y te humedecerás los labios.
-Pues no.- pero fue casi inconsciente, cuando acabé la frase me humedecí los labios. No iba a caer en lo del pelo, por mucho que me estorbara el mechón. Me gustaba llevarle la contraria.
-Solo te falta hacer una cosa…
-No la haré.- dije soplando el mechón, consiguiendo únicamente ponérmelo más en la cara.
Entonces él, llevó su mano a mi mechón y lo colocó detrás de mi oreja. Nos quedamos mirando, y yo me perdí en sus ojos. Su rostro se iba acercando peligrosamente hacia el mío, tanto que nuestros labios estaban ya rozándose.
Me desperté justo en ese momento, cuando más quería que continuara el sueño, como habitualmente sucedía. Hay veces que cuando nos despertamos en esa parte del sueño, nos intentamos volver a dormir para ver como acaba, pero sabemos cuando lo probamos, que no va a acabar, porque los sueños son únicos. Me incorporé y me llevé las manos a la cara. No podía ser, estaba empezando a sentir algo por él, por una persona inventada. “Lidia, ¿que te está pasando?” Pensaba. ”No, esto no me está ocurriendo, no sientes nada por él.” Me repetía una y otra vez.
Me levanté y me cambié para ir al instituto. Fui al parque a esperar a Sabrina, y vi a Sandra y a Stella llegar.
-¿Chicas?
-¡Lidia!- dijeron antes de venir corriendo y abrazarnos las tres.
-¡Os he echado de menos!
-Y nosotras a ti.
-Bueno, y ¿qué tal en el intercambio?
-Pues bien, es una pena que no hayas salido elegida.
-No pasa nada, habéis tenido suerte.
-Por cierto, nos enteramos de lo del accidente, ¿qué tal?
-Ya muy bien, no os preocupéis más.
-¿Me esperabais?- preguntó Sabrina nada más llegar. Ellas se abrazaron también a ella y juntas nos fuimos al instituto. Me esperaba otro día más que aburrido.
Llegamos con retraso a primera hora, y Sabrina y yo fuimos directas a nuestro sitio, probablemente ese retraso nos llevaría hacer más ejercicios. Nada más sentarnos estaba sacando mis libros cuando llamaron a la puerta. Todos miramos, pero fui la única que lo reconoció. Me quedé mirándolo, asombrada.

lunes, 18 de julio de 2011

Sueños Cumplidos Capítulo 6

Capítulo 6.- Preocupaciones
Transylvania comenzó a sonar aquella mañana a la misma hora de siempre, era aquella melodía que tenía puesta como despertador. Apagué el sonido dando un golpe al móvil, que no sabía como aún vivía después de aquellos golpes matinales.
Otro día nuevo, y como siempre, un sueño nuevo. Hoy venía un chico nuevo al instituto, o eso había soñado. Es raro, no había oído nada de esto los días anteriores, y normalmente cuando venía alguien nuevo no ocurría. Otras veces, los días anteriores a la llegada de los alumnos nuevos, incluso una semana antes, se empezaba ha hablar de ello, y a su llegada se le reconoce perfectamente, gracias a la cantidad de datos e información, la mayoría falsa, que se daba del alumno nuevo en cuestión. Pero esta vez no, esta vez era diferente.
El chico nuevo se llamaba Andy, y era…Guapísimo, no podía encontrar más palabras para describirlo. Tenía los ojos azules, era alto, y tenía el pelo castaño claro, casi tirando a rubio. Supuestamente hoy se tendría que sentar conmigo en la primera clase del día, y se vendría con Sabrina y conmigo en el recreo, más raro aún. Pero se cumpliría, como todo lo que soñaba desde el accidente. Me había empezado a acostumbrar a esa especie de déja-vú, que de momento no era malo. Desayuné, me vestí y cogí mi mochila para ir al instituto.
Quedé como todas las mañanas, con Sabrina.
-Hola.- saludé cuado llegué al parque.
-Hola.
-¿Qué tal?
-Bien ¿y tú?
-Bien también. Oye, ¿tú no has oído en clase estos días que venía un chico nuevo hoy?
-No, ¿tú si?
-Sí…He oído que se llama Andy.- disimulé todo lo que pude.
-¿Y es guapo?
-No lo se.- volví a mentir, como siempre.
-Bueno, ya lo descubriremos hoy.
-Exacto.
Llegamos al instituto y yo subí a mi primera clase, pero no había ni rastro del chico nuevo. En esta clase normalmente me sentaba sola desde que Stella se fue.
Pero aquel chico tampoco apareció en las horas siguientes, ni en el recreo. ¿Qué me estaba pasando? Quizás fuera solo eso, un sueño.
Fui a la cafetería a buscar a Sabrina, pero no la encontré. Brenda a veces se venía con nosotras en los recreos, a lo mejor estaba con ella.
-Brenda, ¿has visto a Sabrina?
-No… ¿Has mirado en la cafetería?
Pero no me dio tiempo a responder, Sabrina venía corriendo con una enorme sonrisa en el rostro.
-¡Chicas!
-¿Qué pasa? Te he estado buscando.
-Estaba con John.
-Eso lo explica todo…- mascullé.
-¡Déjame terminar! ¡Tengo una noticia muy importante!
-¿Cuál?- dijimos Brenda y yo a la vez.
-¡John me ha pedido salir!- dijo dando saltos.
-¿Qué?- dijimos Brenda y yo de nuevo coordinadas.
-¡Sí!
Brenda y yo fingimos estar emocionadas, al menso yo. No me daba buena espina que John la hubiera pedido salir, esto iba a acabar muy mal si no me equivocaba.
Por la tarde, iba de camino a casa con Sabrina, yo iba callada, pensando en todo lo ocurrido, pero Sabrina empezó a darme conversación para acabar con ese silencio que se había instaurado en esos momentos.
-Y… ¿No estás contenta?
-¿Por lo de John?
-Sí.
-¿La verdad?- ella asintió.- No, no estoy contenta, te va ha hacer daño Sabrina, ya lo sabes, pero es imposible hacerte razonar.
-Como lo sabes…- y sonríe.- Pero no es solo eso lo que te tiene preocupada.
-Qué bien me conoces…
-¿Me lo vas a contar?
Me quedé callada, pensativa. Prefería contárselo a ella que preocupar a mi madre con esto, además, no soportaba mentirla.
-Verás…Te va a sonar un poco a ficción, pero desde el accidente…Todo lo que sueño se cumple. Soñé que te enfadarías conmigo, que nos íbamos a reconciliar, todo.
-Pero ahí no acaba el problema, ¿verdad?
-No, lo del chico nuevo lo he soñado, pero no se ha cumplido nada.
-Se que lo que me estás contando es verdad, o tienes tanta imaginación para inventarte una trola así. Con lo referente al problema… Quizá solo se cumplan algunas cosas ¿no?
-No, mi madre me dijo que sería todo, pero no quiero preocuparla.
-A lo mejor se cumple otro día.
-Puede ser, pero me extraña. Pero ya sabes, de esto NADA a NADIE.- dije destacando las palabras “nada” y “nadie” sobre el resto.
-Ya sabes que es así siempre.
-Sí, pero no viene mal recordarlo.
Ambas nos reímos y seguimos hablando. Me contó que hoy tenía una cita con John, también me dijo que no me preocupase, que no la iba ha hacer daño, pero ambas sabíamos que no sería así.
Llegué a casa a la hora de la comida. No estaba mi madre, había dejado una nota en la nevera.
         “Lidia, hoy vas a tener que comer sola, tu tía esta en el hospital, te llamaré cuando tenga novedades.
                                                                  Mamá”
Bien, otro día más que comería sola. Vivía sola con mi madre, y ella no solía estar mucho en casa. Se pasaba mucho tiempo trabajando y normalmente venía para la comida y la cena. Y mi padre… Bueno, se podría decir que no tenía padre. No porque estuviera muerto, sino porque mi padre dejó a mi madre cuando se enteró de que estaba embarazada. Ella, que se quedó embarazada muy joven quise seguir adelante y me crió, haciendo de madre y padre a la vez.
Me calenté uso trozos de pizza que había en la nevera y me tomé un yogurt de postre. Cuando acabé me subí a mi habitación y me puse a  hacer los deberes. Me puse a adelantar haciendo un trabajo de geografía y otro de inglés. Cuando acabé me puse a leer un libro que me había mandado en el instituto, más trabajo. Se dedicaban a saturar, y para colmo, yo intentaba buscar un trabajo en el que te aceptasen con dieciséis años.
Cuando acabé de leer me puse un rato en el ordenador, y como siempre, encendí el Messenger, el Tuenti y el reproductor de música. Lo puse en aleatorio y sonó Fifteen de Taylor Swift. Me gustaba ponerle en aleatorio, porque pensaba que la canción encontraría mi estado de ánimo, normalmente me identificaba bastante con las canciones que sonaban. Nada más conectarme al Messenger Sabrina me habló.
-¡Hola!
-¡Hola!
-¿Sabes? ¡McFly va a venir a firmar discos!
-¿Enserio?
-¡Te lo juro! ¡Tenemos que ir!
-¡Sí! Hay que irse informando.
-A ello voy, ¿tienes alguna novedad de eso… de los sueños?
-¡No! Sabrina, no he dormido aún.
-¿Y qué has estado haciendo hasta ahora?
-Trabajos, ¿o es que no te acuerdas? Tenemos un montón de trabajo. Mañana seguro que si tengo novedades.
-Ok, pues mañana te pregunto. Creo que me voy a ir yendo a ver la tele un rato.  
-Y yo.
-¡Hasta mañana!
Nos despedimos y fui al salón a ver mi serie favorita, crónicas vampíricas, estaba tan cansada que me quedé dormida en el sofá con la tele puesta.
PD: Como veis irán apareciendo canciones, unas pocas, a lo largo de la historia, solo tenéis que pinchar en el título para que os lleve a la entrada del blog dónde está subida.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...